Afines

¿Por qué somos tan morbosos? ¿Somos unos enfermos?

Chicas con curiosidad siempre 842033

Para mí morbo es eso que dices, pero en situaciones realmente complicadas Y obviamente para plantear una relación que incluya sexo, la persona nos tiene que provocar algo. Es como una vez siendo chiquilla, que un compañero me dijo que yo le daba morbo y se masturbaba pensando en mí Él pretendía que sonara a cumplido, pero a mí no me pareció algo agradable para decirle a una persona cuando no tienes apenas relación. Si me lo dijera mi novio, pues oye, no es que me ponga a tono pero me suena bastante mejor. Tampoco pretendería que adularan mi inteligencia si me ven en una playa o en una discoteca y no me conocen. Lo que pasa es que he recibido esos comentarios por parte de desconocidos, y no son bonitos. Por eso al final como que tengo la impresión de que las chicas no tienen morbos.

El objetivo del presente estudio es re construir el significado de este abstracción en la contemplación de la acidez grave contenida en los informativos de televisión. Para ello se analiza el discurso generado en 16 grupos focales tras el visionado de 4 videos que mostraban noticias violentas. Palabras clave: Morbo, Violencia, Discurso, Efectos televisivos. Los espectadores se sienten impulsados a avistar, interesados por una realidad crecientemente negación, se muestran molestos por las emociones que experimentan y preocupados por el peligro que puede suponer la existencia mostrada. Los intereses de medios y espectadores se oponen, al defender unos la libertad de información, y otros la necesidad de protección.

Veamos a continuación, qué es el morbo y por qué a la familia le gusta. En general, el accidental «morboso» o la palabra morbo se asocia al tema sexual, pero existen otros tipos de comportamiento que todavía pueden definir a alguien «morboso». Por otro lado, el morbo se podría definir como la necesidad de admirar, oír, oír, oler o interactuar de alguna manera con lo que socialmente se categoriza como prohibido. Algo que produce placer por el simple acción de tener esa relación con lo prohibido y de ahí, que guste tanto. Generalmente, lo que despierta el morbo es todo lo que encierra un misterio o enciende la abstracción de lo inescrutable. En condiciones normales, corresponde a todo aquello que no se suele vivir o que implica una ruptura con lo que se define como «normal». Cuando se relaciona específicamente con el sexo, tiene que ver con todos aquellos deseos sexuales que no solemos cumplir o que sencillamente nos erotizan.

Por lo general, lo morboso se asocia a lo sexual. De ahí que se mencionen las miradas y las insinuaciones morbosas. Sin embargo, también es usual que se califiquen como morbosas otro tipo de conductas. Por antonomasia, cuando alguien quiere conocer en anécdota la vida personal o íntima de alguien. Por extensión, definimos como morbo todo aquello que nos remite a la enfermedad mental. Ahora biem, debemos tenerlo claro: no siempre es así. El morbo puede definirse como la necesidad de ver, sentir, oír, aromatizar o interactuar de alguna manera con lo que socialmente se cataloga como prohibido o proscrito.

Leave a Reply

Your email address will not be published.