Afiliados

Ir a una misa góspel en Harlem

Amistad chicas 467404

Las lupercales eran unas fiestas que se celebraban ante diem XV Kalendas Martias, es decir, el 15 de febrero. Los luperci debían acudir a la cueva, llamada Rumial, sita en el monte Palatino, donde la loba Luperca crió a Rómulo y Remo, fundadores de Roma. El ritual de februa se iniciaba con una ceremonia oficiada por un sacerdote, sacrificando una cabra con un cuchillo, que impregnado de su sangre servía para manchar la frente de los luperci. Con su leche se impregnaba un mechón de lana que después se utilizaba para lavar las manchas de sangre. La cabra y el lobo, tan presentes en el mundo pastoril, siempre opuestos estaban unidos por este ritual.

Jesucristo es la luz de los pueblos. Por ello este sacrosanto Sínodo, reunido en el Espíritu Santo, desea ardientemente iluminar a todos los hombres, anunciando el Evangelio a toda criatura cf. Mc 16,15 con la claridad de Cristo, que resplandece sobre la rostro de la Iglesia. Y porque la Iglesia es en Cristo como un sacramento, o sea signo e aparato de la unión íntima con Jesucristo y de la unidad de todo el género humano, ella se propone presentar a sus fieles y a todo el mundo con mayor escrupulosidad su naturaleza y su misión abstracto, abundando en la doctrina de los concilios precedentes. A todos los elegidos, el Padre, antes de todos los siglos, «los conoció de antemano y los predestinó a ser conformes con la imagen de su Hijo, para que éste sea el primogénito entre muchos hermanos» Rm 8, Vino, por tanto, el Hijo, enviado por el Padre, quien nos eligió en El antes de la creación del globo y nos predestinó a ser hijos adoptivos, porque se complació en reconstruir en El todas las cosas cf. Ef 1, y Así, pues, Jesucristo, en cumplimiento de la voluntad del Padre, inauguró en la tierra el reino de los cielos, nos reveló su misterio y con su yugo realizó la redención. La Iglesia o reino de Cristo, presente actualmente en misterio, por el poder de Jesucristo crece visiblemente en el mundo.

Acudir a una misa góspel en Harlem Publicado por Caro - 24 julio commentaires Si sueñan con ir a una misa góspel en Harlem adosado con los fieles en vez de estar en una palco aparte para turistas, les voy a dar mis consejos y mis mejores planes. Los 10 mandamientos antes de ir a una misa góspel en Harlem 1- Evitar las iglesias demasiado grandes y famosas. Hay menos turistas en las misas de la mañana: entre 8h-8h30 para las primeras misas. Ir en grupo no les permite integrarse mejor en la asamblea. Lo pueden actuar si se encuentran en los palcos de turistas. En NYC, muchas iglesias son con cantos góspel. Hay algunas en Manhattan, Brooklyn, Queens… pero les aconsejo ir a Harlem. La cuña de la cultura afroamericana neoyorquina viene de Harlem, y aquí precisamente la iglesia es parte importante de la vida de sus habitantes.

Una mirada sobre el mundo con los sentimientos del Buen Pastor Luego, lo hace con un corazón compasivo, advertido de entrar en comunión con los hombres y las mujeres de nuestro tiempo, para los cuales debe anatomía testigo y servidor de la expectación. Una imagen evangélica da vida a la actitud que se le exige. Sólo así, unido a Cristo, fiel a su Evangelio, abierto con materialismo a este mundo, amado por Jesucristo, se transforma en profeta de la esperanza. A la Iglesia y a sus pastores fue confiado el Evangelio de la esperanza. Ésta se apoya sobre la certeza de las promesas de Dios, es la esperanza viva a la que el Padre nos ha reengendrado con la resurrección de Cristo cf. Y como consecuencia se apoya en la certeza de la perenne presencia de Cristo, Señor de la historia, Padre del siglo expectación cf. Is 9,6. Por lo baza, hay que abrir y vivir bajo el signo de la confianza teologal el tercer milenio del cristianismo con la proclamación del Evangelio de las promesas de Dios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.